Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles

Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles

Para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones y generar riqueza y empleo en un contexto de desarrollo sostenible, la transición energética de nuestro país necesita a todos los actores políticos, económicos y sociales. Compartimos metas ambiciosas y para alcanzarlas será necesaria la concurrencia de todas las alternativas energéticas, incluidos los ecocombustibles: combustibles líquidos renovables y de bajas o nulas emisiones de CO2 fabricados con materias primas alternativas al petróleo.

La Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles nace así para defender e impulsar el uso de esta alternativa dentro de las políticas de movilidad y generación de energía, desde el respeto a la neutralidad tecnológica y el apoyo al desarrollo industrial y a la competitividad en España. Sus integrantes representamos a toda la cadena de valor de los combustibles líquidos y a sus principales consumidores.

Las empresas firmantes de la plataforma representan a más de 319.000 empresas de todo tipo, desde grandes multinacionales a micropymes y autónomos, que generan más de 2,5 millones de puestos de trabajo entre empleo directo, indirecto e inducido y se reparten por toda la geografía española, sirviendo como ejes de creación de empleo y riqueza para el país.

Nuestros objetivos se concretan en:

● Construir un diálogo fluido con las administraciones públicas para impulsar los ecocombustibles dentro del marco regulatorio y la planificación energética.

● Defender las ventajas de esta alternativa y darla a conocer a toda la sociedad.

● Compartir experiencias y buenas prácticas de descarbonización de los sectores representados mediante el uso y desarrollo de ecocombustibles.

● Impulsar la competitividad y la creación de empleo en España a través de la descarbonización de todos los sectores económicos.

Sostenemos firmemente que los ecocombustibles permiten una descarbonización inmediata de la movilidad para todos los usos y necesidades, ya que son compatibles con el parque automovilístico actual, con la infraestructura ya existente y tienen, además, un papel fundamental en el objetivo de alcanzar las emisiones netas cero para aquellos sectores donde, a día de hoy, no existen alternativas (como el transporte pesado de mercancías, marítimo, aéreo, pesquero o la maquinaria agrícola) o implementarlas resulta muy costoso y poco eficiente. Además, la inversión en nuevos vehículos, aún poco asequibles o poco maduros tecnológicamente, supone un fuerte impacto para sectores con una estructura de pequeñas empresas y autónomos.

Los ecocombustibles pueden jugar, también, un papel relevante en la descarbonización de sectores distintos de la movilidad, como las calderas de calefacción, sin necesidad de sustituir todas las ya instaladas. Además, los ecocombustibles permiten incrementar la seguridad e independencia energética de España al fomentar la utilización de materias primas que se producen en nuestro país (biomasa sostenible, hidrógeno renovable, carbono capturado y residuos) y tienen un papel fundamental para mantener, tanto el empleo y la actividad económica de los sectores representados en la Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles, como para generar más oportunidades de desarrollo, particularmente asociadas al mundo rural y la España vaciada. Nuestro país tiene la posibilidad de ser una referencia mundial en estas tecnologías y debemos hacer lo posible para aprovecharla.

Por todo ello constituimos esta Plataforma y pedimos a las administraciones públicas, particularmente al Gobierno de España y a la Comisión Europea, que promuevan el uso de ecocombustibles como una vía más para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones de GEI, desde el respeto al principio de neutralidad tecnológica. Para ello es necesario que se adopte un enfoque de mediciones netas del CO2 emitido que trascienda al tubo de escape y tenga en consideración todo el ciclo de vida del producto, desde la obtención de la materia prima al uso del mismo. También reclamamos políticas de estímulo para el desarrollo y adopción de los ecocombustibles a lo largo de toda la cadena de valor, incluidos los usuarios finales de estos carburantes alternativos.

Todas las asociaciones que firmamos este manifiesto estamos comprometidas con ese ambicioso proyecto común que es la reducción de emisiones para luchar contra el cambio climático, por lo que ha llegado la hora de sumar esfuerzos y soluciones. La transición energética no debe dejar a nadie atrás y debe incluir a todos los colectivos dispuestos a tener un papel protagonista en esta transición.