Norma hecha en 2014, metida en un cajón

Norma hecha en 2014, metida en un cajón

(Para acceder a la Carta enviada al ministro de Industria en nuestra sección de Documentos deben darse de alta como usuario en la web de Aeescam. Pueden hacerlo en la parte superior derecha de esta misma página: http://www.aeescam.com/registro/ o en el enlace: http://espama.es/Carta_al_Ministro_de_Industria_ITC-04_def.pdf)

En los días pasados se ha admitido a trámite, en el Congreso de los Diputados, unaProposición No de Ley presentada por el Grupo Socialista, por la que se pretende regular, de una manera uniforme en todo el territorio nacional, a las estaciones de servicio de combustibles y carburantes que funcionan en régimen de desatendidas.

Esta regulación propuesta es de seguridad industrial, es decir no aborda otras materias reguladas en las que las gasolineras desatendidas son claramente deficitarias como son las normas de defensa de los consumidores y usuarios, protección del medioambiente o regulaciones referentes a personas con capacidades diferentes. Según el portavoz del PP, que ha secundado la propuesta, hasta ahora no se ha podido poner manos a la obra puesto que el Gobierno está en funciones desde hace casi un año y por lo tanto no tiene competencias para legislar en ese sentido.

Nos parece muy loable la intención del PP, o por lo menos de su portavoz para éstos asuntos en el congreso, sin embargo, nos gustaría hacer una serie de precisiones al respecto. Evidentemente desde el punto de vista industrial la norma que regula la seguridad es la Instrucción Técnica MI-IP04. Esta Instrucción se publicó en el RD 1523/99 de 1 de octubre de dicho año 1.999. por lo tanto, lo primero que nos salta a la vista es que lleva vigente 17 años, lo que para una norma que pretende reflejar los progresos tecnológicos aplicados a la seguridad industrial, es una auténtica barbaridad. Quizá por éste motivo, en al año 2.010 el Ministerio de Industria coordinó un grupo de trabajo integrado por la práctica totalidad de los actores del sector y, además, por las Direcciones Generales de Industria de las Comunidades Autónomas.

El trabajo fue arduo y hay que agradecer los esfuerzos de los técnicos del Ministerio, encabezados por D. Emilio Almazán, para conseguir una norma consensuada entre todas las partes participantes en el grupo de trabajo. Conviene recordar en éstos momentos que llegar a un consenso significa negociar, ceder o convencer, sin perder de vista el criterio principal, el que justifica el esfuerzo de poner al día una norma, que si bien había cumplido su cometido había llegado a su punto de obsolescencia. De ésta forma a finales del año 2.012, principios del 2.013, se llegó a un borrador final de la nueva MI-IP04 y se iniciaron los trámites pertinentes para su publicación.

El primero de todos pasar el filtro de la UE, ya que la norma tiene que estar en sintonía con el resto de normativas europeas de obligado cumplimiento. Al cabo de unos meses llegó la aprobación de Bruselas y, por lo tanto, ya no quedaba más que la aprobación en Consejo de Ministros a propuesta del Ministro de Industria, a la sazón el Sr. Soria. A partir de ese momento, aproximadamente mediados del año 2.014, la nada. Pese a las continuas preguntas realizadas al Ministerio para saber el estado en el que se encontraba la tramitación de la aprobación de la norma, nunca se obtuvo una respuesta que, al menos, permitiera hacer un cálculo de la fecha de su posible aprobación. Incluso se le escribió una carta al Ministro de Industria, reproducida en éste mismo Boletín, donde se le explicaba la importancia de la aprobación de la norma, sobre todo para regular las estaciones desatendidas. Nunca obtuvimos respuesta.

Lo más cerca que estuvimos de poder hacer una previsión fue al final de la legislatura, cuando se nos indicó que quizá en período electoral no era el momento más idóneo para sacar una norma de éste calado, por lo que nuestra deducción fue que seguiría metida en el mismo cajón en el que permanecía desde hacía ya muchos meses.

Por lo tanto y volviendo al principio, agradecemos el interés del señor portavoz del PP o del Gobierno en funciones, pero le recordamos que la norma ya está hecha y aprobada por Bruselas, aunque sin duda y dado el tiempo que lleva en el ostracismo sería necesario revisarla, y que lo único que hay que hacer es retomar el trabajo realizado.En todo caso, también le recordamos que el problema de las estaciones de servicio desatendidas no acaba con la puesta en marcha de una nueva norma de seguridad industrial.

Este tipo de instalaciones seguirán incumpliendo otras normativas como ya se ha dicho anteriormente y desgraciada o afortunadamente solamente las podrán cumplir cuando tengan trabajadores en la instalación. No es un problema de querer quitar de en medio a posibles competidores, es un asunto de que la competencia entre los distintos agentes del sector se produzca en igualdad de condiciones y por lo tanto no estemos ante una situación de competencia desleal.