Las islas que rebosan petróleo se preparan para multiplicar la producción de crudo de un titán de la OPEP

Las islas que rebosan petróleo se preparan para multiplicar la producción de crudo de un titán de la OPEP

La industria del petróleo se reinventa de forma constante en un intento por extraer petróleo de lugares donde hace tan solo unas décadas era impensable, además de para mejorar la eficiencia y productividad de su actividad. Un buen ejemplo de ello son las seis islas artificiales que se levantaron hace unos años en los campos petrolíferos submarinos de Upper Zakum y Satah Al Razboot, en las aguas de Emiratos Árabes Unidos (EAU). Estas mastodónticas construcciones en medio del mar están incrementando poco a poco su capacidad de extracción de crudo. Se espera que en los próximos años catapulten la producción de EAU, un país que ya es el sexto productor de petróleo del mundo.

Las cuatro islas artificiales de Upper Zakum fueron una auténtica obra de ingeniería que hoy ya está dando sus frutos. Su construcción comenzó en 2010 y finalizó en 2014. Para construir estas islas se utilizaron 14 millones de toneladas de roca, 27 millones de metros cúbicos de arena del fondo marino, junto a unos 380.000 metros cúbicos de hormigón. Están preparadas para perforar más de 1.000 pozos desde las cuatro islas, con diferentes desviaciones y longitudes, que en algún caso han llegado a superar los 10.000 metros. También se tendieron varias tuberías submarinas para transportar el crudo desde estas cuatro islas a la isla natural de Zirku, donde se procesa, almacena y exporta.

Puede leer la noticia completa en EL ECONOMISTA

ENTRADAS RECIENTES