Las gasolineras sin trabajadores serán multadas en Extremadura

Las gasolineras sin trabajadores serán multadas en Extremadura

El 18 de agosto entró en vigor la modificación de la Ley 6/2001, de 24 de mayo, del Estatuto regional de los Consumidores, aprobada en la Asamblea de Extremadura con los votos a favor de PSOE y Podemos, y la abstención de PP y Ciudadanos, que establece que a partir de ahora todas las gasolineras de la comunidad han de tener al menos un empleado en el horario comprendido entre las 7.00 y las 22.00 horas. Incumplir la nueva normativa se considerará una infracción grave.

Las multas que pueden aplicarse a los que incumplan tendrán una cuantía de entre 3.000 y 15.000 euros y se considerará una infracción grave.

El Estatuto de los Consumidores de Extremadura asegura que las gasolineras desatendidas constituyen un «peligro potencial para los usuarios con necesidades especiales, en caso de derrame de combustible, así como la imposibilidad de reclamar asistencia inmediata de algún responsable si se produce alguna eventualidad susceptible de riesgo para la salud o seguridad de los usuarios y consumidores a la hora de repostar».

Añade, también, que la existencia de gasolineras sin personal “agrava los problemas de accesibilidad que ya padecen y merma o condiciona su derecho a la movilidad y accesibilidad en el consumo en condiciones de igualdad”.

"Teniendo en cuenta que se trata de una nueva obligación para los empresarios afectados y la falta de reincidencia, desde la secretaría general de Arquitectura, Vivienda y Políticas de Consumo se considera que sería procedente aplicar el mínimo a quienes incumplan ese precepto de la ley, esto es, 3.005,07 euros", manifiestan desde la Junta de Extremadura.

En Extremadura hay actualmente 95 estaciones de servicio (de las 488 existentes) que no tienen personal. Son las llamadas low cost cuya infraestructura está pensada -tal y como permite la ley nacional- solo y exclusivamente para el autoabastecimiento. Pero este modelo estará prohibido en la región desde mañana con argumentos claros: la prestación de un servicio en condiciones de igualdad a todos los consumidores, con independencia de si tienen o no alguna discapacidad, y la posibilidad de creación de nuevos puestos de trabajo.