El hachazo al bolsillo por el subidón de la luz, la gasolina y el diésel continuará al menos hasta la primavera de 2022

El hachazo al bolsillo por el subidón de la luz, la gasolina y el diésel continuará al menos hasta la primavera de 2022

El subidón de la factura eléctrica y del precio del combustible, la gasolina y el gasóleo, ha sido enorme durante este año. Según confirman las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), el hachazo al bolsillo de los españoles es brutal: el precio de la luz se ha encarecido un 62,8% en España en el último año y ha acumulado varios récords históricos. 

Por su parte, la gasolina se ha encarecido un 26,5% (se acerca a su máximo histórico de 2012) y el gasóleo ha repuntado un 30,5% (está en máximos desde julio de 2014), según los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC). Pese a ello, el precio medio sigue estando ligeramente por debajo de la mayoría de países de la Unión Europea (como los salarios).

Críticas de las organizaciones de consumidores

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que "desde hace al menos 15 años no se producía una subida tan rápida e intensa del precio de los carburantes: desde noviembre de 2020 el precio medio de la gasolina 95 se ha incrementado un 32,2% (0,368 euros/litro) y el del gasóleo un 36,5% (0,370 euros/litro). Lo que, traducido a un repostaje de 50 litros, supone un coste extra para el consumidor de 18,4 y 18,5 euros en gasolina y en diésel, respectivamente.

Puedes leer el artículo completo de 20 minutos a través de ESTE ENLACE.