El desplome del diésel provoca los primeros paros en las fábricas españolas

El desplome del diésel provoca los primeros paros en las fábricas españolas

La planta que Volkswagen tiene en Navarra tendrá que parar ocho días a principios de septiembre por el aumento de la demanda de vehículos de gasolina. Aunque a simple vista parezca contradictorio, el cambio de tendencia que está experimentando el sector del automóvil en España, con el diésel en caída libre, ha provocado que los proveedores de piezas y motores no tengan capacidad suficiente para abastecer a las fábricas. Esto, unido a un segundo problema, el de la entrada en vigor el 1 de septiembre de un nuevo sistema de homologación de emisiones (WLTP), ha creado un «embotellamiento» en el ciclo productivo que obligará a parar la planta. El ERE temporal afecta a una plantilla de 4.600 empleados y se llevará a cabo del 3 al 9 de septiembre más otros tres días aún por definir, según confirmó a este medio el secretario general de CC. OO. en Volkswagen Navarra, Eugenio Duque. «Sabíamos que la homologación estaba cogida con pinzas y que un retraso de una semana de piezas puede conllevar que no se pueda producir», dijo. Con todo, matiza que no están tan preocupados como si se tratara de un descenso del número de clientes, «porque eso haría reducir la plantilla, y en principio en este caso no ocurrirá». En ese sentido, Duque aseguró que «lo que dejemos de hacer hoy lo haremos mañana; cuando se desatasque la situación aumentará la producción».

Texto:
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2018/08/22/desplome-diese...
Foto: Fábrica Volkswagen Navarra