El coche eléctrico todavía no es para todo el mundo

El coche eléctrico todavía no es para todo el mundo

El coche eléctrico está llamado a sustituir tarde o temprano los ya condenados a morir motores de combustión. Cada vez más fabricantes del mundo del motor apuestan por él, y la movilidad eléctrica ha comenzado a abrirse paso en las grandes ciudades al mismo tiempo –o, quizás, debido a– que los coches diésel o gasolina empiezan a quedar cada vez más excluidos del tráfico rodado. Ya a día de hoy, con movimientos como el de Madrid Central, queda patente que más pronto que tarde entrar en coche en una gran capital estará limitado exclusivamente a los vehículos "limpios".

Pero la conducción por la ciudad no es el único uso que se le da a un coche en un núcleo familiar. Una escapada de un fin de semana, una visita a la familia en el pueblo o unas vacaciones en la costa son situaciones en las que también se necesita disponer del coche, y ahí es donde aparece el mayor interrogante a la hora de comprar un coche eléctrico: ¿será suficiente su autonomía para estos casos?

Para empezar, es importante dejar claro que a día de hoy el coche eléctrico se presenta como una alternativa de movilidad para la ciudad, pero no tanto para los viajes por carretera. Con la actual tecnología de las baterías de litio, y a excepción de Tesla, raro es el caso de un fabricante que ofrezca más de 300 kilómetros de autonomía (ciclo WLTP) en sus coches: e-Golf de Volkswagen (hasta 219 km), ZOE de Renault (hasta 300 km), i3 de BMW (hasta 310 km)... excepto Tesla con su Model 3 (hasta 560 kilómetros), claro está.

Por ello, se habla de que los vehículos con motor eléctrico están ahora mismo más enfocados hacia la ciudad que la carretera. De hecho, con esas cifras de autonomía la realidad es que estos coches ya cubren el 95% de los desplazamientos en áreas urbanas e interurbanas, según datos de Endesa. Pero, ¿y qué hay de los viajes por autopista?

Business Insider España ha realizado un viaje de ida y vuelta de Madrid a Barcelona en la última generación del Nissan Leaf, un coche que certifica una autonomía de hasta 270 kilómetros en ciclo WLTP. De Madrid a Barcelona, pasando por Zaragoza y Lérida, hay un total de 618 kilómetros de recorrido: así ha sido la experiencia de hacer un viaje largo en un coche eléctrico.

ACCEDE AL VIAJE COMPLETO EN: https://www.businessinsider.es/madrid-barcelona-coche-electrico-gran-odi...