VW dice adiós al cambio manual en los coches

VW dice adiós al cambio manual en los coches

En EEUU, un coche no se entiende sin cambio automático, aunque también los haya manuales. Cierto que, por su planteamiento casi hedonístico del automóvil, un objeto creado para llevar de A hasta B con la máxima comodidad. En Europa, la proliferación de este tipo de dispositivos ha sido mucho más tardía y, por ejemplo, en España el colectivo de los taxistas ha sido tradicionalmente uno de sus grandes detractores. Les precedía su mala fama porque incrementaban el consumo, no eran muy refinados y sus averías eran mucho más caras.

En la última década, sin embargo, su implantación ha sido considerablemente rápida, llegando incluso al segmento de los utilitarios gracias a las mejoras técnicas y a las economías de escala de los grandes grupos.

SACARSE EL CARNÉ EN UN COCHE SIN EMBRAGUE

Lo ha hecho bajo tres formas: el cambio automático con convertidor de par (el de toda la vida), el de variador continuo (con marchas infinitas) y las cajas de doble embrague (transmisiones manuales automatizadas donde no hay pedal de embrague). La llegada de estas últimas prácticamente ha desterrado a los más desagradables y ásperos cambios manuales robotizados de primera generación.

Puedes leer el artículo completo de El Mundo a través de ESTE ENLACE