No hay marcha atrás para el coche eléctrico

No hay marcha atrás para el coche eléctrico

No hay vuelta atrás. El futuro del automóvil será eléctrico o no será, dicen algunos expertos. El pasado mes de julio, la Comisión Europea fijaba para el año 2035 el fin de la venta de coches de combustión en el marco de un gran proyecto climático cuyo objetivo último es alcanzar la ansiada huella de carbono neutral en 2050. Esta restrictiva medida contempla vetar a todos los vehículos que emitan dióxido de carbono, es decir, automóviles y furgonetas diésel y gasolina, pero también de gas e incluso híbridos. 

Meses antes, la Ley del Cambio Climático aprobada en España ya establecía el año 2040 como la fecha límite de comercialización en nuestro país de vehículos propulsados por combustibles fósiles. Estas medidas van en la misma línea que los principales fabricantes de automóviles, que con un horizonte temporal similar anuncian su definitiva transformación hacia tecnologías más sostenibles

Cada vez son más las marcas que centran sus esfuerzos por acelerar la electrificación de sus modelos y se afanan por contar con una gama verde más completa, accesible y adaptada a las necesidades de sus clientes y de la movilidad del futuro.

Puedes leer el artículo completo de La Vanguardia a través de ESTE ENLACE.