La Generalitat implanta el nuevo impuesto sobre las emisiones de CO2 de los vehículos

La Generalitat implanta el nuevo impuesto sobre las emisiones de CO2 de los vehículos

Catalunya trabaja desde hace tiempo para reducir sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) y desde el año 2005 ha iniciado un camino que la ha situado dentro del marco de cumplimiento de los compromisos de Kioto y la política internacional contra las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con este mismo objetivo, la Generalitat pone en marcha este año el impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos de tracción mecánica. Se trata de un tributo propio alineado con la fiscalidad verde que se promueve desde Europa para luchar contra el cambio climático y con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

Ante la situación de emergencia climática que vive el planeta, y desde el compromiso con el medio ambiente, el impuesto se implanta con una voluntad clara de incentivar la reducción de emisiones de CO2 de los vehículos, que tienen un impacto directo en el efecto invernadero y el calentamiento global, y por lo tanto, sobre la salud de la ciudadanía.

Puedes leer el artículo completo de La Vanguardia a través  de ESTE ENLACE