Acea prevé que 20% de coches matriculados en 2030 sean eléctricos

Acea prevé que 20% de coches matriculados en 2030 sean eléctricos

Es el secretario general de Acea, la asociación de constructores europeos de automóviles, acaba de cumplir su quinto año en el cargo al que llegó desde la vicepresidencia de comunicación de Procter&Gamble.

En este tiempo ha tenido que lidiar con la situación que creó para el sector el escándalo del fraude de emisiones de algunos motores diésel de Volkswagen que en su opinión "ha obligado al automóvil a reinventarse. Hoy, el sector está en una encrucijada. En la industria se ha pasado del desarrollo técnico a tener que cubrir la demanda de movilidad. Hay que hacer frente también a la digitalización de la industria y a las necesidades de hacer frente al proceso de descabornización de la sociedad".

Recuerda que "afortunadamente tenemos muchas tecnologías como alternativa, desde los motores de combustión interna hasta la pila de hidrógeno, pasando por los coches eléctricos. A todo esto hay que añadir la conectividad que los usuarios y el entorno de utilización del automóvil están demandando. Hace unos años los vehículos y las telecomunicaciones no tenían nada que ver. Ahora ya existe Eata, la alianza entre las empresas del automóvil y de telecomunicaciones [cuyo comité de dirección Jonnaert preside] para explorar áreas de colaboración".

Accede al texto completo en: http://www.elmundo.es/motor/2018/09/26/5bab3534468aebdf6d8b4675.html

Jonnaert prevé que unas ventas del 20% de coches eléctricos no serán suficientes para poder alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2 que el Parlamento Europeo quiere imponer. Espera que «en 2024 podamos analizar, de una forma realista, el resultado de los primeros años de aplicación de los nuevos límites de emisiones para ajustarlos, hacia arriba o hacia abajo, para el siguiente tramo hasta 2030». Para los camiones, las propuestas le parecen menos drásticas que para los vehículos de pasajeros.

"Es la primera vez que se van a establecer estos límites de emisiones de CO2 para estos vehículos que tienen una tecnología más complicada de utilizar. En los camiones ligeros, de reparto urbano se puede pensar en la electrificación. En los de transporte regional podría recurrirse a los híbridos. Pero en los de largas distancias parece difícil reemplazar el diésel. Aunque hay alternativas con el gas (GNL), el hidrógeno o los biocombustibles obtenidos de la biomasa". Respecto al diésel, tras reconocer los errores cometidos al destaparse el escándalo, defiende la limpieza de la última generación de estos motores -los Euro VI/d- con emisiones de óxidos nitrosos entre un 95% y un 99% menores a los Euro V. Y recuerda que desde que ha caído la demanda de este tipo de motores, han subido las emisiones de CO2, del que lanzan al aire más cantidad los motores de gasolina.